Hispania Nocturna

Foro de la partida de rol de Hispania Nocturna, usando Vampiro: Edad Oscura 20 Aniversario
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 PRUEBAS DE ROL

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Sherezade

avatar

Mensajes : 172
Fecha de inscripción : 20/07/2018
Edad : 39
Localización : Madrid

Hoja de Personaje
Nombre:
Clan:
Cripta:

MensajeTema: Re: PRUEBAS DE ROL   Lun Jul 30, 2018 1:36 pm

Nombre del personaje: Sherezade
Clan:Lasombra
Edad:Ancilla
Tipo:Semicanon

La ciudad de Madrid ofrece numerosas oportunidades de crecer tanto en poder como en conocimiento. Para Sherezade lo primero no es más que un medio para acceder a lo segundo, muchos podrían opinar distinto, que si el dinero es poder, lo importante era el poder, poder para poder dirigir los designios del ganado.
Como todas las noches llamó a María responsable del servicio de día en el harem, a pesar de su pasado castellano Sherezade había tomado como suyos los hábitos moriscos, pero la clientela castellana era mejor que fuera recibida por castellanos. Ya dentro de los baños podrían elegir de la amplia variedad que Sherezade tenía a su servicio, lagunas podrían pasar por damas de la corte perfectamente, otras por concubinas de la más alta calidad, y por supuesto servicios adaptados a los gustos de cada uno de sus clientes.
La magistri era consciente que aquel era de los pocos negocios en los que podía tener independencia sin tener que dar muchas explicaciones a los guardias. Y en caso de requerirse siempre podía hacerse algún cambio de servicios, en la villa de Madrid todos tenían un precio para mirar a otro lado.

-María, buenas noches cielo. ¿Como se ha dado el día? ¿Han quedado complacidos los señores que decidieron trasnochar en nuestros alojamientos?

-Sí, mi señora parece que todo el mundo desea pasar página de las últimas derrotas. No paramos de recibir peticiones de servicios. Si tuviéramos 20 días como hoy y no estuviéramos cobrando un tercio menos de lo habitual, podríamos cerrar durante un tiempo mi señora... - En las palabras de María se apreciaba escepticismo sobre la decisión de su señora de reducir el precio como método para levantar la moral. Ella se tomaba demasiadas libertades con ella pero le concedía más margen que al resto debido a sus responsabilidades.

-Lo sé querida, pero a la vez que hacemos un servicio a la ciudad, aumentamos las ganas de hablar de los clientes, ya lo hemos hablado y creí dejar claro mi opinión... -Reinó el silencio durante unos momentos eternos. María se extralimitaba pero con un ligero toque de atención entraría en razón- Ahora ve a recopilar rumores que las chicas han sonsacado, mientras hablo con Pablo sobre la seguridad de esta noche -Pablo era un veterano mercenario que había participado en varias batallas a favor de Castilla, y el mayor apoyo de Sherezade sobre la seguridad en el local. Por lo que en la recepción de la noche siguiente tendría un papel importante...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Chindasvintum

avatar

Mensajes : 313
Fecha de inscripción : 27/07/2018
Localización : Toledo... que se sepa.

MensajeTema: Re: PRUEBAS DE ROL   Mar Jul 31, 2018 11:44 am

Prueba de rol de Guillermo Sonseca:

Las noches de Castilla son crueles por su frio, pero en una noche de difuntos el frio cala incluso en los huesos de un vástago. El invierno cubría bajo un manto de nieve lo que antes eran campos de batalla. En aquellos tiempos apenas llevaba 4 años desde mi abrazo. Yo y otros 2 vastagos prestábamos servicio al príncipe de Castilla en nombre de nuestros sires que: o nos consideraban preparados o creían que ya podíamos hacer ciertas labores que a sus ojos eran “menores”.  La empresa que se nos habia encomendado era la caza de progenie como nosotros, con los medios de desplazamiento que se nos presentaron —diligencias y carros de transporte conducidos por ghouls por el dia mientras nosotros dormíamos en ellos—, recurriendo solo a los pies cuando nuestros mortales hacían noche y buscábamos a nuestra presa.

Fueron tiempos difíciles y me sentía atemorizado, pues era la primera vez que me enfretaria a un inmortal como yo. Aunque no estaba solo y teníamos la superioridad numérica de nuestra parte, tenia la impresión de que a cada paso acechaba el peligro, mas que ser nosotros los peligrosos. Desconfiaba de toda taberna a la que entrabamos e intuia asesinos en cada arbusto del camino. Siempre pensé que los demas tambien lo sentían pero como yo, no lo aparentaban ni mucho menos lo decian.

Si hubiera sabido el verdadero poder, de ya no solo los vastagos, sino de los otros seres sobrenaturales que existen en la tierra, hubiera desconfiado aun de mas cosas. La empresa que se nos habia encomendado era la de hacer cumplir la ley en concreto la de impartir justicia ante su violación de una. Mis conocimientos de las leyes cainitas eran rudimentarios pero todo cainita conoce el mandato de progenie. Isarno de Ribagorza miembro del Clan Ventrue tambien la conocía pero discrepo sobre esta. Isarno creía en la compensación y violo la ley, bajo un vago intento de compensación, ante la muerte definitiva de sus dos “chiquillos” en un breve espacio de tiempo.

Uno dejo de existir en un justo duelo, a manos de un antiguo Lasombra, por insultar el honor de este ultimo. Según me conto la arpía de la corte, el tierno neonato se insinuo, con galantería y desparpajo, ante una de las protegidas de Ramiro de Toro, el antiguo Lasombra en cuestión. Este exigió disculpas ante la desfachatez de este y el ventrue se negó a ello aludiendo el favor de la dama. Tal contestación no hizo mas que acrecentar la furia del antiguo el cual le reto a duelo esa misma noche y con ello dándole fin al joven gallito. El otro era Guillermo de Ribagorza, este no era tan soberbio como Isarno, pero era demasiado ambicioso y poco discreto, dos de los tres ingredientes principales para la muerte definitiva, el tercer aliciente lo dio la fortuna, en concreto la mala fortuna. Guillermo tenia en mente asentar la posición de su sire intentando someter a la sobrina del obispo de castilla, de forma que tuviera acceso a este y finalmente control sobre el. Una idea buena, si no se hubiera investigado correctamente. Lo que Guillerno no sabia es que la sobrina era parte del rebaño del príncipe que habia estado criándose, para ser abrazada por parte del este. Es verdad que esto no era publico, pero incito la furia del príncipe cuando Guillermo siguió a la sobrina hasta el nido de amor que tenia con el príncipe. Este asalto a la joven, cuando el príncipe llego viendo a Guillermo sometiendo a la Joven atraves de la fuerza mas que atraves de las bellas palabras o la expeditivas disciplinas vampíricas. El pobre Guillermo fue condenado, a saludar al sol. Todo esto ocurrio en el transcurso de un año, el creador de ambos solicito tener derecho a poder abrazar a otros dos, pero de forma tajante el príncipe se lo negó aludiendo a la incapacidad de este de enseñar a estos buenos modales. Este al parecer abrazo a otros dos lejos de la vista del Principe, pero los secretos en Castilla son aveces mas valiosos que el oro y como este propenso a acabar en manos ajenas. Estas noticias llegaron a oidos del príncipe, que ordeno amaranto a el y a toda su progenie. Los caballeros cainitas asaltaron el refugio del ventrue acabando con todo lo que habia en este, con una excepción. Elvira de Sobrarve, una de las chiquillas que abrazo, sin permiso del príncipe, el obcecado ventrue, escapo.

   En ese tiempo, yo todavia desconocia como funcionaba realmente la corte de un príncipe y sobretodo las mancias y las argucias en las politicas. Tardaria muchos años en comprender, que no usar, la corte de los vampiros y sus juegos de poder. Porque, si por aquel entonces lo hubiera comprendido, puede que hubiera utilizado todas las escusas posibles para no ir a tal mision.

Una misión que se desarrollaría en una noche llena de magia y fatalidad en nuestro calendario…

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

—No soporto la inutilidad, de este sirviente. Solo tiene que conducir por la mañana pero tiembla cuando tiene que hacer noche sin nosotros — renzongo Zotico mientras nos adentrábamos en las sombras del bosque. — ¿Que siervo no es capaz de obedecer y prestar servicio a su amo en cualquier situación?

—Pensaba que a los Gangrel, les gustaba mas sentir la tierra bajo sus pies que estar encerrados en un carruaje —respondi con cierta sorna—. Ademas a partir de aquí poco podría hacer el buen Petronio, el carruaje no puede entrar en el bosque por un camino tan angosto. Hemos tenido suerte de que nos dejaran hacer noche en la posada pues las puertas de la ciudad estarán cerradas a cal y canto, si puede llamarse suerte a que te dejen tirado en la Noche de Difuntos.

Ademas Petronio se asegurara de que nadie entre en nuestras habitaciónes ni desvele nuestra pantomima.

—Guillermo tiene razon Zotico —respondio lacónicamente la capadocia, Aurelia de Vasto, —. Ademas la información que nos dieron los dueños de la Taberna nos acerca mas a Elvira. Llevamos 2 semanas fuera de nuestras residencias y aunque disfrutemos mutuamente de nuestra compañía — dijo dejando entrever el sarcasmo— creo que todos queremos volver a nuestras labores y la única forma que conozco es ajusticiar a Elvira lo antes posible.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.hispanianocturna.com/t448-buscando-rol
Mandragora

avatar

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 01/08/2018

MensajeTema: Re: PRUEBAS DE ROL   Vie Ago 03, 2018 1:11 am

Prueba de rol para Mandrágora:

— Ssshhh nos van a oir...
— Que me importa que nos oigan. —
contestó el que parecía el líder— ¿qué van a hacernos? no son más que granjeros, Como mucho nos amenazarán con su horca. Nosotros llevamos espadas y tú tienes miedo de un palo?
— No le tengo miedo a nada—
Dijo el otro con toda la convicción que fue capaz aunque, mientras se acercaban a la aislada casa, no dejaba de mirar a los alrededores.

La puerta se abrió cuando el líder le dió una tremenda patada y, sin más demora, entró en la casa. Pronto comenzaron a oirse gritos que pedían explicaciones, pero él podía hacer lo que quería, tenía una espada y eso le daba el derecho a hacer lo que quisiera. O eso pensaba él.

El padre de familia salió al encuentro y recibió un puñetazo que lo hizo caer, se aseguró de que se matuviese en el suelo con una patada en el estómago, acto seguido cogió a la hija mayor, poco más que una adolescente del pelo y se la llevó detrás del establo.

—Puedes quedarte con la madre— Le dijo al otro. —O con la niña o con el viejo, si lo prefieres— rió. — Pero hazlo. ¡Es una orden!

El otro fue a por las mujeres. La madre se puso delante de la niña, ofreciéndose en su lugar por si acaso este fuese de esos a los que le gustan demasiado jóvenes. Al principio se resistió un poco pero el hombre, casi a regañadientes, la arrastró al otro lado de la cerca mientras se oían los fuertes gemidos de su amigo.

Todavía estaba bajándose los calzones cuando la mujer, recostada en el suelo pareció esbozar una sonrisa. El hombre no tuvo tiempo de sorprenderse antes de que el golpe le llegase desde atrás y estampase su cara contra la pared. Una vez. Y otra. Y otra más. Cuando parecía que iba a perder el sentido la presión cedió y fue lanzado hacia el prado, pero él estaba demasiado aturdido como para defenderse. Sangrando, dolorido y mareado como estaba, aún años después, él, en su propia intimidad, se juraría a si mismo que aquello que lanzó la cabeza de su amigo a sus pies, aquello con lo que hizo un trato, aquello que perdonó su vida a cambio de que nadie molestase a los granjeros. Aquello... era una mujer joven vestida con nada más que tierra y hojas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maestro Faisal Ibn Zahid

avatar

Mensajes : 389
Fecha de inscripción : 09/08/2018
Localización : Taifa

MensajeTema: Re: PRUEBAS DE ROL   Jue Ago 09, 2018 5:25 pm

Al ser que corresponda:

Me han dicho que escriba a esta direccion y me presente. Un bello artesano, me llaman. Soy Faisal Ibn Zahid , propietario de uno de los talleres más reputados de la ciudad. Pero ustedes me pueden llamar Maestro alfarero Zahid, y si me compran algo podran empezar a llamarme Faisal. La reputacion cuesta ganarla. Más aún en los tiempos que corren. Donde tu reputacion puede costarte la existencia. Por eso la belleza es la mejor de las cartas de presentacion.


Es habitual mi presencia en la corte, puesto que mis obras pueblan los palacios más importantes de la taifa cordobesa. Normal. Solo expongo lo que realmente va a suponer un avance o un placer.  Aunque puedo parecer algo engreído para los infames, soy un artista consagrado en cuerpo y alma al arte. Mi obra no es para cualquiera.

Si me busca en mis talleres me reconocera a simple vista puesto que visto siempre impecable. Mi prospero taller es fuente de monedas y cotilleos. Mis artesanos son pacientes y educados. Dos cualidades que faltan en esta ciudad. Por eso visto correctamente. Para recordarles con quien hablan y que se calmen. Me molestan las prisas. Nada bueno puede crearse de la prisa. La prisa mata. Y no querreis ver a este artista enfadado.

Si tengo que hablar de nuestra naturaleza común, dire que es obvio por que me abrazaron. El lector no apreciara en la letra la belleza del resplandor de mi sonrisa. Por mucho que lo describiese no alcanzarian las palabras. Según me instruyeron ,el poder embaucador de la belleza es un poder inconmensurable. Por eso me hice artista. La escultura refleja formas mentales . La pintura ,el fiel presagio de los sueños que nunca se hacen realidad pero si imagen. Pero no le quiero entretener.

Si usted o alguien que usted designe, quiere encontrarme podrá hacerlo en palacio , o en mis talleres. Calmando los animos en ambos lados. Podrá reconocerme por mis vestidos coloridos y mi bella sonrisa.

Con mis mejores deseos y pensamientos se despide un servidor

El Maestro Faisal Ibn Zahid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Fray Roberto

avatar

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 20/08/2018

Hoja de Personaje
Nombre:
Clan:
Cripta:

MensajeTema: Re: PRUEBAS DE ROL   Mar Ago 21, 2018 11:32 pm

Fray Roberto Martinez Velmez

La noche hacía ya unos minutos había comenzado, pese a la maldición Roberto siempre perseguía el poder apreciar el mundo tal como una vez sus ojos lo vieran antaño, por eso en cuanto su cuerpo, le permitía librarse del sopor del día, salía de sus aposentos del Monasterio de San Martín, y subía la torre del campanario. Para al menos vislumbrar la ciudad que le viera crecer.

Los rayos de sol todavía iluminaban el horizonte de ese día de primavera permitiendo apreciar aún el colorido de la ciudad, los tejados rojos de las viviendas, y los verdes ya oscuros de las arboledas y cultivos circundantes, con frecuencia Roberto se quedaba largo tiempo disfrutando de la contemplación del paisaje y disfrutando de la fresca brisa que la altura sobre la ciudad proporcionaba al lugar, pero ese día, como era muy habitual también tenía trabajo que realizar, y no podía perder mucho tiempo allí.

La noche aún no se había cerrado aún del todo, pese a esto Roberto encendido un pequeño candil para iluminar el camino de descenso del torreón del campanario hasta de nuevo sus aposentos, por el camino hizo también su habitual parada para alimentarse de uno de los hermanos del monasterio que aún transitaban por el mismo, bien con dirección al comedor o a la capilla, si bien no demoró mucho en la obtención de su alimento.

Finalmente llegó a sus aposentos, estos no eran grandes, poco más de dos por tres caras, además su interior era bastante sobrio aunque de elementos de calidad, en un lateral había un pequeño escritorio de tres cajones de una palma de ancho con una silla, todo con madera de cerezo. De uno de los cajones del escritorio saco los útiles que a seguro debería de hacer uso en la reunión que tendría lugar una hora más tarde, algo de papel, tinta y pluma.

Tras esto abandonó el Monasterio para tener una de sus frecuentes reuniones con Ambrosio Luis de Monçada, en una Iglesia cercana donde era la reunión. La noche había hecho ya acto de su presencia, y ningún vestigio del día se apreciaba ya en los cielos de Madrid, cuando Roberto alzó su mirada a este. Tras llegar a la Iglesia, accedió a través de una de sus puertas laterales, que daba a los aposentos del párroco de la misma, continuó su camino hasta una capilla situada al lado del refectorio, allí la imponente figura de Monçada aparecía reclinada rezando, Roberto se había acercado manteniéndose a una distancia esperando a la conclusión de las oraciones, las cuales concluyeron con el sonido de las campanas que indicaron la medida noche, y que hicieron que tras unos segundos Monçada se levantará de su posición.

Roberto, espero a que terminara y saliera de la capilla, entonces indico. –
Su Excelencia, …
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Modred



Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 28/08/2018

MensajeTema: Re: PRUEBAS DE ROL   Mar Ago 28, 2018 8:16 pm

Prueba de rol de Al-Walli:
La oscuridad cubre poco a poco las estrechas callejuelas que rodean el zoco principal. Sin embargo, el calor agobiante de Sha’aban no parece desaparecer con la luz, y la algarabía propia del mercado no parece menguar con la puesta de sol. Los paseantes disfrutan del cálido atardecer, y atienden sus quehaceres mientras la penumbra toma la ciudad. E, ignorado por el gentío, una sombra entre las sombras, la Bestia de Qurtuba acecha.

El ardiente viento arrastra a sus presas hasta él. Voraz, se alimenta de sus víctimas una a una, pero son decenas, centenares… La Bestia devora secretos susurrados al aire y se deleita con los sutiles detalles de cada uno. El dulce sabor de las voces árabes, el añejo regusto del hebreo, el infrecuente y agridulce dejo del mozárabe, y, cada vez más omnipresente, la intensidad especiada del dialecto almohade.
Recuerda cuando el seco y potente sabor del latín era casi el único alimento que se podía encontrar. Son noches de cambios… La ciudad se puebla de nuevos aromas, de multitud de nuevas presas; nuevos secretos que acechar, atrapar y degustar. La Bestia de Qurtuba caza de nuevo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Remigius

avatar

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 03/09/2018

MensajeTema: Re: PRUEBAS DE ROL   Lun Sep 03, 2018 8:35 pm

Prueba para Hernando de Lerma:

El paño se desliza sobre la hoja, arriba y abajo, abajo y arriba. Un movimiento que hipnotiza, que abstrae la mente del aquí y ahora. Te aleja de los problemas del presente y te permite reflexionar sobre el futuro y el pasado. Arriba y abajo, abajo y arriba. Todo aquel que porta un arma, no importa lo baja o elevada que sea su posición, debe encargarse personalmente de limpiarla y mantenerla lista para su uso. Así me lo enseñó mi padre y a él mi abuelo, desde siempre fue de esta manera. Una de tantas enseñanzas que se transmiten de padre a hijo. Luego, cuando la muerte llegó y renací como lo que soy, mi Sire insistió en recordármelo, porque así lo hizo su Sire. Si hubiera tenido hijos así se lo habría enseñado, pero no fue el caso. Sin embargo si alguna vez tengo un Chiquillo lo haré, le enseñaré, porque esta práctica no ha de causarle daño alguno. Lothario nunca lo criticó.

El viento susurra su nombre cuando, a su paso, acaricia las hojas del olmo bajo el cual me encuentro sentado. Lothario. Se me antoja que su rostro aparece frente a mí, que sus ojos me transmiten que comparten mi pesar y mi vergüenza, mi deshonor por haber sido incapaz de impedir su destrucción. El cielo es testigo que hice cuanto pude y parar en mientes por mi no-vida; en aquel momento aquello no importaba. Pero fueron a por él desde el principio, su destino estaba sellado aún antes que la batalla diera comienzo. Lógico. Si yo hubiera planificado aquella matanza, habría tenido buen cuidado en disponer que mis mejores hombres se adelantaran buscando el líder de las tropas enemigas y que me trajeran su persona o sus cenizas. Descabeza al contrario y mientras las tropas se reorganizan habrás ganado un tiempo impagable. Arriba y abajo, abajo y arriba, la hoja brilla cuando el paño se retira.

Casi es mejor que haya sido así pues ¿cómo regresar y comunicar a tus vasallos que has perdido, admitir tu derrota, que estabas equivocado? Por supuesto Lothario lo habría hecho, capaz era de eso y más pero ¿a que precio? ¿Qué habría sucedido en la ciudad? ¿Y que diría Reinaldo? Vástago honorable y buen cristiano donde los haya, pero a nadie le gusta perder, o estar con los perdedores y no sacar nada a cambio. Constantemente me pregunto si tendría que haberle pedido que me escuchara, que entendiera por las buenas o las no tan buenas que no lanzara el ataque, que esperara a que llegasen el resto de tropas cristianas, que no éramos número. Faltaban los que nunca habrían de llegar, traidores y cobardes o prudentes y cautos, quien sabe. Arriba y abajo, abajo y arriba, demasiado bien recuerdo esa noche y como se precipitaron los acontecimientos, como llegó nuestra vergüenza y deshonra. A veces me parece que ha transcurrido una década de aquello y a veces que sucedió anoche, así de vívido está en mi mente, grabado a fuego. Arriba y abajo, abajo y arriba.

Un nuevo susurro interrumpe mis pensamientos y mi trabajo. Mis ojos se elevan para mirar hacia el mar de hojas que, como un techo, me cubre. ¿Has sido tu? Dime, Señor, que será de Toledo y de todos nosotros, que será de esta tierra que tanto ha sufrido y de cuantos habitan en ella. El viento vuelve a soplar mientras espero una respuesta que naturalmente no llega. Pero se rompe el silencio pues de otro llega una respuesta, bajo la forma del discreto carraspeo de un criado que así hace notar su presencia sin osar interrumpirme. No es preciso darle mi venia con palabras, un simple gesto le indica que puede aproximarse y hablar. Aún antes de que me comunique la nueva ya la he adivinado. El tiempo vuela.

-Mi señor, todo está dispuesto y os esperan.

Habla con la gravedad que merece el acontecimiento. Asiento con brevedad y con un gesto de mi diestra lo envío de vuelta, mientras me levanto y sacudo la capa. Se inclina de nuevo, se retira, marcha para anunciar mi llegada. Mi mente teje recuerdos no de la última vez que dí muerte, pues de eso hace bien poco, pero si de la última vez que ejecuté a alguien, aquel joven ashirra. Cuando la luna alcance su cénit morirá por mi mano otro más, otro que buscaba la gloria y ganó esto. Obtendrá la recompensa, la muerte definitiva, se reunirá con los suyos en su paraíso. También yo recibiré alguna noche mi recompensa, cuando la fortuna me sea adversa. Mas debo ahuyentar estos sombríos pensamientos.

La campana dobla. Arriba y abajo, abajo y arriba, la espada se desliza en su funda sin quejas. Sabe que dentro de poco volverá a ver la luz.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cristina Lopez

avatar

Mensajes : 132
Fecha de inscripción : 05/09/2018

MensajeTema: Re: PRUEBAS DE ROL   Miér Sep 05, 2018 10:37 am

Prueba de Cristina López


Numerosas sensaciones la golpearon cuando entró en aquel tugurio al que algunos llamaban taberna. Los gritos, las risas, el ruido que querían hacer pasar por música, el olor a alcohol barato, a sudor y a porquería, otros que prefería ni pensar...

Parece que pinta ser una buena noche, seguro que viene alguien a molestar. Pensó Cristina mientras se sentaba en una mesa apartada tras pedir una jarra de vino y, sin que nadie la viese, tirar su contenido por el suelo y rellenarlo con su propia petaca.

La mercenaria pasó impasible el rato, tan sólo tensó un puño cuando uno de los hombres comenzó a pegarle a una mujer, a todas luces prostituta, quejándose de que lo había timado.

No es tu lucha. Pensó.

Poco después los vio venir.

No...— Dijo el primero de ellos. Más para sus acompañantes que para la mujer. — No puede ser, ¿o si? ¿En serio eres una mujer?

La mercenaria le mantuvo la mirada en silencio, con el semblante tranquilo, antes de volver a bajarla hacia la jarra y dar un trago. Primer aviso.

¿Puedes creerlo, Yusuf?— Continuó hablando el hombre. —Una mujer, y, por lo que veo, tiene pintas de ser cristiana. Reconozco que no pareces una puta a simple vista, pero que otro tipo de mujeres cristianas hay aquí? Tú que opinas, Abdul?
Que nunca me he follado a una rubia.— Contestó el que sería Abdul riendo. — Y, como suelen decir, siempre hay una primera vez para todo.
También suelen decir algo más.— Contestó la mercenaria hablando por primera vez y lanzando una dura mirada a Abdul. — La primera vez... siempre duele.

Vamos, vamos... No tiene porque ser así. — medió el que había hablado primero esbozando una sonrisa de superioridad.
¿Por qué no bebemos algo y lo hablamos?— Sugirió mientras intentaba coger la jarra de lo que suponía vino.
La cristiana giró la cara a tal velocidad y con una mirada tan fiera que el hombre se quedó momentaneamente parado por la sorpresa.

Si tu mano toca esta jarra, te la cortaré. — amenazó con voz dura mientras se ponía de pie.— Y después te romperé la mano.

Entonces lo haremos por las malas...— dijo el hombre mientras sus dos compañeros la rodeaban. Daba igual, no tenían ninguna posibilidad. —Estoy seguro de que eso te gusta, eh? Puta.— siguió provocando el hombre.

Cristina López, del clan Lasombra, juntaba más tiempo en combate que todos los demás parroquianos juntos, sin embargo, aún recordaba las enseñanzas de sus maestros cuando había sido mortal.

Aunque te encuentras rodeada por enemigos habrá posibilidades para la sorpresa. Uno será el objetivo más claro, y ellos lo sabrán, golpea primero a quién menos se lo esperen.

Tal y como apareció el pensamiento en su mente, su cuerpo actuó y el puño impactó en la cara de aquel al que habían llamado Yusuf, quien se desplomó cuan largo era echando sangre por su nariz rota.

Uno menos.

El llamado Abdul reaccionó primero, pero la guerrera ya lo esperaba y se movió antes, lanzando una patada a la entrepierna que hizo que el hombre se doblara por la mitad.

Notó un golpé en los riñones, apretó los dientes y lanzó el codo hacia atrás. Notó el leve impacto, no lo suficientemente fuerte como para dejar al otro fuera de combate, pero si para concederle tiempo para despachar a su objetivo actual estampando su cabeza contra la mesa primero y lanzándolo al otro lado de esta después.

Dos fuera, queda uno.

Cuando la Lasombra se volvió hacia el último de ellos vio que este había sacado un puñal y la miraba con ardiente odio en la cara.

¡Allahu Akbar!— gritó el pobre diablo lanzandose a la carga.

La estocada fue lenta y torpe, típica de un matón de taberna más que de un verdadero guerrero. Cristina agarró la muñeca antes de que llegase a ella y la retorció notando el crujir de los huesos. Acto seguido lanzó la frente hacia adelante y más crujidos y sangre llegaron.

La mercenaria se permitió un momento de respiro para escuchar los vítores que le dedicaban los espectadores antes de coger uno a uno a los matones, llevarlos a la puerta y lanzarlos al exterior apuntando al charco de barro más grande que viese.

Tenía razón hace un rato pensó mientras volvia a ocupar su sitio. Pintaba bien la noche
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lady Elisabeth Madfreys

avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 14/09/2018

Hoja de Personaje
Nombre:
Clan:
Cripta:

MensajeTema: Re: PRUEBAS DE ROL   Sáb Sep 15, 2018 10:56 pm

Una mirada de hielo congelada en el tiempo, se perdía distraída en un horizonte tan oscuro como su alma.

Su figura, recortada en la noche como la de un gato sobre un tejado, se dejaba entre ver sobre las alturas de una ciudad que bien la reconocía. Se forjaban entre sus recuerdos los tiempos pasados y como la vida iba cambiando a la par que el tiempo efímero desde hacía tanto, se le escurría entre sus dedos como la arena de un reloj. No sabía cuánto tiempo había pasado desde que los olores empezasen a percibirse tan diferentes, el tacto tan profundo en cada grieta hasta de piel, el palpitar de los corazones humanos, incesante en su cabeza desde hacía ya tan largo tiempo… Había olvidado el silencio. Tan sólo cuando la inconsciencia del sueño la llamaba al amanecer se envolvía en él sin poder tener la certeza de que fuera real. Sus años no eran pocos, sus dones de sangre tampoco y era consciente de que a veces ni durante el sueño dejaba de escuchar, de sentir o incluso de moverse entre las pasiones de los vivos y los muertos…

Un suave golpe en la puerta de su estancia le sacó de su ensimismamiento. Tras consentir que se adentraran pero sin separar la vista del horizonte, dejó que la criada le diera el recado que portaba. Alzó su mano para indicar que podía marcharse y apuró un instante más el frío de la noche sobre su nívea piel.

Bajo sin prisa hasta la sala donde se le esperaba y esperó las presentaciones oportunas por parte de su doncella de mayor confianza. Mientras prestaba atención sus ojos se deslizaron por la figura del apuesto joven que había solicitado su atención. Buen porte, buena factura de las telas, gran calidad de las mismas, corte a medida… digno hijo de Arikel.

- Bien, contadme ¿qué os trae a mi humilde morada?- Era claro que esa morada de humilde no tenía nada, ni siquiera lo tenía su regente, pero las apariencias, no debían perderse…

- Mi señora, hace dos noches oímos un amigo y yo, en las afueras de la ciudad, como dos vástagos se jactaban de los placeres que compartieron con Vos en el lecho.- Brotó de su mirada una ira y escupió el veneno que lo atormentaba desde entonces.– Por supuesto, nuestras espadas desenfundaron para proteger la virtud de vuestra casa. Tanto cierto como falso, no podíamos permitir a esos hombres tomar en burla vuestro nombre y cierto es que así lo hicimos, uno perdió la vida en combate al igual que mi amigo y compañero de viaje. El otro al verse demasiado herido desapareció en un instante. No puedo daros más datos al respecto pero tengo un trozo de su tela y vengo sólo a juraros encontrarlo y con su muerte vengar vuestro honor y el de mi compañero.- Sus palabras eran las de un joven ofendido, un orgullo dolido.

La ancillae atrapó su mirada con mimo y una sonrisa se dibujó suave en su rostro refiriendo con ello el preciado gesto. Cuando sus labios tomaron de nuevo la palabra su voz suave y aterciopelada, parecía rascar al pronunciarse.

- Descuidad, quedáis liberado de esa empresa, dad vuestro nombre a mis vasallos y esperad la gloria en tiempos venideros. Del mismo modo, aguardad la caída en desgracia de aquel que osó derramar sangre Toreador u ofender su nombre.- Alzó su cuerpo del butacón y se despidió de su visita con educación pero sin duda con prisas, tomando entre sus manos la tela que el joven portaba.

No tardaron los perros en reconocer el olor, en localizarlo y desde la comodidad de su casa llamó a su lado a aquel del que le habían dado parte. Consciente del tiempo del que disponía encaminó sus pasos a la corte esperando el dulce sabor de la venganza.

Tenía el olor de ese vástago atragantado en la garganta, al sentirlo entrar en la sala, no mudó de su rostro la dulzura y picardía por la que era conocida, pero si, su mirada se afiló de tal forma que el fuego se hubiera helado en su contacto. Con gráciles andares, suaves y serenos movimientos de pasos pausados se dejó llegar a él.

- Buenas noches, ¿me reconocéis?- Sin esperar respuesta alzó una mano, sonrió clavando su mirada en su cuerpo y disfrutando del dolor que sabía iba a infringirle, continuó.- No respondáis, conozco la respuesta, lo que debería preocuparos es, ¿Sabéis si yo se quien sois Vos?.

Un risa afloró de sus labios, breve, intensa, dolorosa para quien la escuchara y el cainita, un joven Ventrue recién llegado que quería hacerse un nombre, sabía que esa risa era dedicada a él...  Dejó un suspiro en el aire mientras fingía alejarse, hizo ademán de darle la espalda, pero chocarse sus hombros, la Harpía paró sus pasos, siguió sonriendo y tras un susurro dio por finalizado el encuentro. - Sí, lo se. Como pez en el agua, amparada por la seguridad de una corte que bien conocía, volvió a relacionarse sin más.

--------

Dos noches después de aquella, nadie volvió a conceder favores a ese vástago, que humillado, abandonó la ciudad según tuvo noticias una semana después.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Selomoh ben Yehuda

avatar

Mensajes : 123
Fecha de inscripción : 17/09/2018

Hoja de Personaje
Nombre:
Clan:
Cripta:

MensajeTema: Re: PRUEBAS DE ROL   Mar Sep 18, 2018 6:14 pm

Prueba de Selomoh

El ambiente de la sala estaba cargado, lleno con la fuerza del incienso, los matices del jazmín que se filtraban por la ventana desde los jardines, enriquecido con la fragancia de los tés que ocupaban la mesa baja rodeada de cojines. Perfumes fuertes, que variaban según soplase el viento, cambiando el ambiente en la sala según los designios del azar. Y, sentado en los cojines frente a su invitada, Selomoh removía su taza de té suavemente, oliendo profundamente su contenido.

-Depravado, así es como algunos me llaman. Creen que porque participe en una orgía de sangre aquí o en los placeres carnales allí, soy un pecador y un alma perdida. Ignorantes.-

Con suavidad, sigue removiendo el te mientras observa las reacciones de la joven inmortal sentada ante él, con gran atención. La belleza de la dama es intrigante, misteriosa, oculta parcialmente por los velos propios de las Ashirra.

-Pero la depravación no consiste en látigos y cadenas. O no solo al menos. Consiste en la lenta caída por el pozo del placer, en degustar las flores de la superficie, los légamos a medio camino, y el agua del fondo. Como un buen libro, querida dama, puedes leer únicamente el final en busca de algo que comentar con los demás, pero serás una ignorante en realidad si no has leído todo su contenido. Con el placer, ocurre lo mismo.-

Sonríe, suave y poderosamente mientras sus ojos se fijan en los de la Cainita con la que comparte el tiempo esta noche.

-Imagina que comenzamos la noche leyendo las Mil y una Noches… ¡oh, no te escandalices bella dama, solo es un libro de historias de Oriente, historias sin duda… interesantes, pero únicamente historias! Si, es cierto que a menudo los cristianos lo consideran prohibido, pero solo es papel con letras. Y de todas maneras, tanto vuestra religión como la cristiana no son más que burdas deformaciones de la palabra de Yahvé.-

Selomoh sonríe con tranquilidad, mientras nota la ira crecer en la Banu Haquim.

-Así empieza todo, preciosa. Esa ira que notas, es la puerta a placeres que desconoces. A conocimientos que otros no quieren que poseas. A experiencias que a menudo se prohíben por ser demasiado fuertes. Sí, sin duda soy un depravado, pero no por los látigos de cuero y los grilletes que a menudo uso, sino porque estoy dispuesto a ir donde me han dicho que no puedo, a donde me han prohibido que camine… a donde me pueda librar de los grilletes que quieren rodear mis brazos.-

Sonríe, suavemente, provocadoramente, sus ojos centrados en la mirada de la mujer, escandalizada y descolocada ante él.

-Depravado, sin duda, porque deseo la libertad.-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://tribulaciones.es/
Carmen Mendoza

avatar

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 18/09/2018

Hoja de Personaje
Nombre:
Clan:
Cripta:

MensajeTema: Re: PRUEBAS DE ROL   Vie Sep 21, 2018 1:19 pm

La noche no era más que un infante cuando Carmen ya caminaba entre las calles aun repletas de vida. Con sus pies descalzos podía sentir el tacto de las piedras del camino aun templadas por el sol de la tarde. La fresca frisa del anochecer mecía su cabello enredado mientras se movía entre los agotados mortales que regresaban a sus casas tras un largo día de trabajo.
Para la joven vástaga el agradable tacto de las piedras en sus pies era un recordatorio de la vida que había tenido hace ya muchos años, en aquellos primero minutos de la noche podía pasar desapercibida y ser tratada como una niña más. Las miradas y los gestos de los mortales eran cordiales incluso emotivos al verla corretear por la ciudad llena de energía. Según avanzara la noche las miradas se volverían de extrañeza, incredulidad o incluso desconfianza pues la noche no es lugar para las niñas. Pero en aquel momento le reconfortaba poder acercarse un poquito más a la vida mortal hace tiempo perdida

Esa noche debía encontrarse con un mercader de Lucena y él no la trataría cordialmente. Aunque no estaba al tanto de su naturaleza sobrenatural sabía que no era una niña corriente. Le había hecho creer que se trataba solo de un peón, un pajarito de otro comerciante al que le gustaba estar bien informado y que la usaba para mantener su anonimato.
Su cara angelical podía hacer bajar la guardia al negociante más experimentado y eso era algo que un patrón despiadado podía intentar explotar. En este caso ella misma era su patrón y el comerciante le diría todo lo que quería saber.
Mientras veía como se recogían los últimos puesto del mercado hecho una última mirada a la vida que la rodeaba, para después alejar la nostalgia de su mente y centrarse en su objetivo de aquella noche. Corrió hacia una de las callecitas estrechas junto a una gran casa allí se  vería con su objetivo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alana Ibn Tarik

avatar

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 23/09/2018

MensajeTema: Re: PRUEBAS DE ROL   Dom Sep 23, 2018 6:49 am

Alana Ibn Tarik (Personaje Semicanon, Neonato Assamita) de Qurtuba (Córdoba)

-Muchacha, deja de temblar, puedes hacerlo, tu vida depende de tu astucia. Sé que es tu primera vez, que apenas eres una niña, pero si quieres dedicarte a esto deberás aprender con extraordinaria viveza. Únicamente son ciencias de seducción y de provocar la ilusión de lo quimérico en los hombres, ni siquiera debes acostarte con él. Relájate y presta atención, aprenderás los trucos de sugestión y quizás algún día consigas un buen benefactor, incluso puede que un visir, o un monarca cristiano.

En las cosas de la vida hay siempre un fundamento. Yo aprendí de la bailarinas que la danza es el arte que induce a otros a imaginar que la hermosura existe, y que es real el ensueño de su encanto. Y ello, has de saber, conmueve los deseos de emoción que todo hombre alberga dentro de su ánimo, y eso les hace soltar los dineros.

Las prostitutas me enseñaron que sus saberes son por igual industrias de fascinación y de hechizo, haciendo creer al otro, que son lo que no son, y que se llaman tal y como el otro las nombra. Todo lo cual llena las ganas de desprendimiento, y por ello pagan buenas monedas.

Te digo, aprendiza, que también es lo mismo en el oficio del poeta: con la invención de poemas de alabanza que alagan la vanidad del que paga, y le complace haciéndole oír lo que él quiere oír. Su ciencia es la misma pericia de ingenio y afectación que la de las cortesanas como nosotras... O la de la adivina, pronosticando bienaventuranzas. O que el servilismo de aquel auxiliar negro de allí, cuando se finge lerdo y estúpido para que las gentes disfruten insultándolo por su imbecilidad y por su negrura, y sólo es su modo de embaucamiento.

Cortesana, maga, engañadora... ¿Qué importa?... Si quieres ser independiente, una mujer libre, o al menos ganar unas monedas, deberás echar de la cama el pudor y la fidelidad.-
En un tono inspirador Alana convenció a la muchacha indecisa para que entretuviese a la guardia del corrupto visir con el que ella se había citado. En un descuido y de manera encantadora consiguió separarlo de su hombre de confianza, un encargado de su protección que, poco después, picó el cebo que la assamita había preparado para distraerlo de sus funciones.

Una hora más tarde, mientras que el guardia fornicaba con la aprendiza en otra habitación, el visir era encontrado degollado por el servicio. Una noche más, Alana había cumplido con otro de sus encargos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Moses ibn Gad

avatar

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 24/09/2018

MensajeTema: Re: PRUEBAS DE ROL   Mar Sep 25, 2018 1:53 pm

Las visiones no siempre llegaban en los peores momentos, no había un desencadenante real para que se produjesen, por lo cual no podía asociarlas a una actividad que tenía que evitar, sencillamente sucedían, como la ira de Yahveh cayendo desde el cielo en forma de lanza de luz. De una forma igual de devastadora le fulminaban las sensaciones.

Lo peor de las visiones eran aquellas que se confundían con el sueño que los inmortales tenían cuando la maldición del sueño les acosaba al despuntar el alba. Cuando se cerraban sus ojos el sueño, la sangre de Malkav y las visiones se unían en un choque similar al de un árbol centenario siendo derribado.

Moses soñaba y veía un futuro posible y veía un futuro imposible de evitar y era engañado por el padre de todos los vástagos.

Vio la sangre que era suya y era a la vez la sangre de todos sus hermanos en la vida. La vitae era un rió con pozos, lagos y rápidos que se desplazaba en un horizonte árido. En la lejanía el río llegaba a una presa de la que apenas escapaba algo que podía ser llamado riachuelo. En ese embalse vio la gehena. Miles de abrazados, con su carne pálida y traslucida vestidos con ropas a rayas y el signo del rey David bordado eran confinados por los antiguos en camastros celdas terribles hasta que eran lanzados al fuego, que les consumía hasta solo dejar ceniza y humo.

En medio de gritos pudo escapar del mundo de los sueños. La bestia le había alzado unos minutos antes del amanecer y se había lanzado por las escaleras del sótano donde descansaba hasta el falso dormitorio del piso principal donde el sol le recibió con su abrasador abrazo. El dolor le calmó y le trajo de vuelta a la realidad.

Un estudiante de los textos sagrados, preocupado por el ruido se acercó corriendo.

-Maestro, ¿Qué sucede?- Agarró con fuerza el brazo de Ibn Gad buscando su atención.

-El fin de todo.- Respondió con los ojos extremadamente abiertos. -Sucediendo en todo momento.-

-¿Disculpe?- Las palabras del maestro solían ser confusas y ambiguas, pero no solían ser lúgubres al hablar con los estudiantes.

Moses pareció pensar un momento, se pasó la mano por el cabello y finalmente respondió con una sonrisa cansada. -Nada, nada... una pesadilla únicamente.-

-¿Tan terrible ha sido la visión?-

-No - Mintió - Un sueño extraño y desagradable... aunque había una niña vestida con raros ropajes de abrigo rojo sentada en una tumba..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hernando Guzman

avatar

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 02/10/2018
Edad : 39

MensajeTema: Re: PRUEBAS DE ROL   Miér Oct 03, 2018 3:42 pm

Y al fin el momento habia llegado, pensó Hernando mientras sus tentáculos se lanzaban al ataque, pero como había llegado a esto…

Hernando era joven en aquel entonces, joven pero muy prometedor dentro de los magistri. Que Moncada lo hubiese tomado bajo su tutela hablaba muy bien de el, aunque no siempre ser discípulo de Moncada garantizaba un buen futuro.

Hernando tenia poco mas de 10 años de no vida, todos al servicio de Moncada y tenia como maestro directo a su actual ejecutor y protector, Sebastián Del Castillo. Pero en estos pocos años ya Hernando había sido contactado, probado e invitado por los Amici nocti a entrar a sus filas, patrocinado por Moncada, Pero Sebastián, varios siglos mayor que el no habia recibido jamas la invitación.

Hernando, duro y brutal por naturaleza aprendía rápidamente trabajando con Sebastian, hasta que comenzó a notar que el ejecutor no era totalmente leal a Moncada y al no ser leal a Moncada no era leal al clan… El joven tomo su decisión y presento su petición a los Amici Nocti para reclamar la sangre de Sebastián… Y la petición fue aprobada.

Ahora años después, Hernando observaba en la distancia como Sebastian completaba un trabajo para Moncada. Aquel quizás estaba resultando uno de los trabajos mas difíciles que le habían asignado, pues bastante que le había costado al ejecutor acabar con aquel perro assamita, pero al final Sebastian había resultado victorioso, pero no sin pagar el precio, estaba herido, agotado y casi sin reservas de sangre…. Ese fue el momento en que los tentáculos lo golpearon.

Pero no fue un golpe carente de sentido, uno de los tentáculos había atacado sus piernas y dos mas su torso, cuando Sebastián por puro instinto logro eludir estos, el cuarto tentáculo premeditadamente se enrosco en su cuello, ya para este momento un velo de oscuridad cubria el área dende estaba el ejecutor.

Sebastián no era nuevo en aquello y no por nada llevaba almenos un siglo sirviendo a Moncada. Sus propios tentáculos se enzarzaron en lucha con los tentáculos de Hernando, quien dejo disipar el velo de oscuridad mientras cargaba espada en mano contra Sebastian.

Varias veces los aceros chocaron, pero Hernando estaba repleto de vitae mientras que Sebastian estaba casi agotado del vital liquido…. Cuando al fin llego la estocada que dejo inmóvil a Sebastián. Lo ultimo que escucho fue

- Yo reclamo tu sangre.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Álvaro de Lara

avatar

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 08/10/2018

MensajeTema: Re: PRUEBAS DE ROL   Lun Oct 08, 2018 3:47 pm


Álvaro desmontó y dejó que las riendas del caballo colgaran mecidas por la brisa nocturna hasta que, pasados unos segundos, llegó corriendo uno de los palafreneros y las recogió. Sin prestarle atención alguna, pues ninguna instrucción tenía que darle, se dirigió hacia los grandes portones abiertos, dejando que la alargada y pálida sombra que la torre lanzaba sobre el patio y que las antorchas a duras penas podían disipar, lo bañase, abandonada la plateada luz de la luna, dulce compañera que lo había acompañado durante casi todo el camino. Al acercarse miró hacia arriba, buscando luces en los huecos de las ventanas, como los augures de la antigua Roma observaban el vuelo de las golondrinas, siempre prestas a ayudar a aquellos que les proporcionaban sustento en forma de mijo, trigo y pan. Solo que el Ventrue buscaba, vano intento como podía ser, un indicio sobre el éxito, o el fracaso, de la particular cruzada que había comenzado tiempo atrás.

La jornada anterior no pudo llegar a la ciudad a tiempo y se vió obligado a pernoctar en una posada cuando ya tenían a la vista las murallas de Madrid, pero era aquello o afrontar el amanecer, algo que ninguno de su especie, sano o insano como los Hijos de Malkav, deseaba. Mas nadie podía preveer aquellas fuertes lluvias, el río crecido en exceso, el rodeo que tuvieron que dar Cainita y Ghoul, Amo y Esclavo, y todo lo demás. Al llegar no había perdido más tiempo que el justo para llegar a su refugio, desprenderse de las ropas todavía húmedas y enlodadas, y mudarlas por otras más apropiadas para el lugar que se disponía visitar y los cainitas con los que, si la fortuna le favorecía, se encontraría aquella noche. Ropa cortesana, bien distinta de la que llevaba vistiendo desde que, semanas atrás, abandonase la ciudad.

También la prudencia le dictaba que era mejor acudir de tal guisa. De haberse topado con cualquiera que supiera de su partida al sur para reunirse con las tropas, y le hubiera visto regresar a galope tendido, ataviado con las ropas de viaje, podría haber malentendido la situación y pensar que el peligro estaba demasiado cercano, y que era portador de malas y urgentes nuevas. Aquello, ciertamente, no convenía. Los bulos eran monstruos que se alimentaban solos y crecían conforme avanzaban palmo a palmo. No, no necesitaban de aquello en Madrid. Y, al fin y al cabo, una o dos horas carecían de importancia en aquella tarea, incluso se atrevía a aventurar que tampoco era cosa de una o dos noches, o el Señor Nastasio habría utilizado otros medios más veloces para hacer llegar sus noticias Su Eminencia, el Arzobispo Monçada.

Nadie le salió al paso para impedirle la entrada y de ese modo, sin prisa pero sin pausa, con el paso decidido propio del que sabe a dónde se dirige y no vacila en hacerlo, dirigió su caminar hacia el Salón donde, confiaba el Patricio, encontraría a aquel que había venido a buscar. Y si no era así, al menos esperaba que le dieran razón de donde podía encontrarle. Cierto que no era un asunto de vida o muerte, pero no le agradaría pasar toda la noche de aquí a allá y acullá, buscando a unos y otros. El característico sonido de unos goznes girando interrumpió sus pensamientos y automáticamente buscó con la mirada el origen del ruido y quien lo había causado. Sus ojos destellaron un instante al reconocer al hombre que se alzaba junto a la puerta entreabierta.

-Ah, Benjamín, dichosos los ojos. Recién acabo de regresar a la ciudad –dijo a modo de saludo y tras invertir unos segundos en recordar el nombre del Ghoul que, probablemente, le iba ahorrar tiempo. –¿Se encuentra aquí tu amo? ¿Ocupado? Necesito verle –añadió en un tono lo suficientemente grave para que el interpelado pudiera advertir que aquello no se trataba de una simple visita de cortesía. –Si no fuera así, bastará con que me indiques donde puedo encontrarle -un par de minutos después, rodilla apoyada en el duro y frío suelo de la cámara, tomaba la mano derecha de su anfitrión para besar el anillo episcopal. -Alabado sea el Altísimo, que me ha permitido llegar ante vos, Eminencia -murmuró, quedando a la espera de que Monçada le autorizara a levantarse y hablar.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: PRUEBAS DE ROL   

Volver arriba Ir abajo
 
PRUEBAS DE ROL
Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» PRUEBAS PARA LA ORDEN DE MERLÍN | Exámenes de Harry Potter
» Pruebas de acceso || 2017 -2018
» Debate NaruHina vs. NaruSaku
» Buen jugador dia de prueba.
» Test: ¿que tanto sabes de Gaara-Sama?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Hispania Nocturna :: Anuncios :: Creación de Personajes-
Cambiar a: